Boda Alberto & Laura

Boda Alberto & Laura

Hoy el post va dedicado a  mi familia. Hace un año que mi ahora marido y yo nos casamos en un precioso lugar ubicado en un  recóndito pueblito de la provincia de Burgos: el Palacio del Arzobispo de Huérmeces.

Decidimos que nos casaríamos en junio. ¿Y por qué junio? Porque es mi mes preferido, mi cumpleaños y el mes en el que mis padres suegros y cuñados se dieron el “Sí, quiero”. Tenía que ser ese mes.

Tras nueve meses de preparativos y de pasárnoslo pipa preparando todo… llegó el día, un día espectacular. El sol brilló desde primera hora de la mañana y el calor empezó a apretar con fuerzas bien tempranito – esto no lo ha sabido nadie hasta ahora, pero hicimos un pacto con el diablo, ja, ja, ja-, hasta ese mismo jueves hizo el frío friiiiiiísimo tan característico de Burgos. Como una buena wedding planner ya estaba pensando más en el plan B, ese plan que siempre tienes que tener en mente por si te casas en Burgos y ¡¡al aire libre!!! Pero no hizo falta. Todo estaba preparado en los jardines del palacio para que nuestro día saliese redondo.

Empecé  llegando tarde -como manda la tradición y porque siempre llego tarde-, la sensación de nervios aumentaba a medida que mi padre, mi hermano y yo nos acercábamos en el beetle negro ¡¡¡que tanto me gusta!!! y que mi prima me prestó y que casi no se lo devuelvo. He de decir que tengo el mejor padre y hermano del mundo, y que estaban guapísimos.

Llegamos y allí estaban todos, mi entonces futuro marido con la tranquilidad que tanto le caracteriza, mi guapísima madre que aunque pasado un año todavía no admite lo nerviosita, que estaba ese día, -mamá, estabas nerviosa-. Mis suegros, cuñados y mis damitas de honor ¡Qué monas por dios!

Nuestra canción empezó a sonar y ya sí que sí, el momento de disfrutar con toda nuestra gente había empezado!!!
Una ceremonia civil muy emotiva, nos casó uno de los amigos de mi marido y nos dedicaron unas palabras un montón de amigos y familia y cuando todo se hace con cariño y desde el corazón….-¡¡¡pues ya se sabe!!!-…te pasas toda la ceremonia llorando. Hoy es el momento de darles las gracias a Borja, Sergio, Rubén, Natalia, Alberto, Natalia y Jorge por esas palabras llenas de emoción y cariño.

Como hacía un calor fuera de lo normal,para ser junio y Burgos, todos estábamos deseando tomar algo fresquito y darnos besos y abrazos y así lo hicimos,muchos besos, abrazos que saben a gloria, emociones y mucho mucho cariño.

Como dicen nuestras tías – ¡No falta detalle! ¡Han pensado en todos los invitados!… y así fue. En la entrada al gran jardín colocamos un cartel indicativo, para que nadie se perdiese nada de nada. En los baños colocamos todo lo necesario que una chica (sobre todo las chicas) necesita en un boda. También colocamos unos Kit de supervivencia ¡¡¡que no quedó ni uno!!! Nos imaginamos que las tiritas y el espidifen al día siguiente triunfarían…

Hubo de todo para todos, un gran cóctel en los alrededores de la piscina con corner de quesos y corner de mojitos ¡¡que fue todo un acierto!!! Almuerzo en una gran carpa y tras el postre… quedó inaugurada la zona de animación, baile, copas ,zona chill-out para los más tranquilos. También habilitamos una zona para la gente no bailadora pudieran jugar una partidita de cartas bajo la sombra de un gran árbol y al ladito de ellos los más enanos se divertían pintando con ceras de colores, candy de chuches, corner de cafés con rosquillas caseras de la abuela de mi marido ¡¡¡toda una sensación!!!

Hubo momentos que se concentraron más invitados en esta zona que en la zona de la barra (¡¡increíble pero cierto!!), un photocall muy divertido y mesa de firmas (una idea fantástica porque nos escribieron unos mensajes… sin palabras). Para finalizar terminamos todos cenando migas con huevos… y todo esto con la música que no dejo de sonar en ningún momento del día.

Como anécdota podemos decir que decidimos hacernos una foto con todos los “ Carlos y las Anas” que nos acompañaron en este día. Eran unos cuantos, la verdad que estuvo divertido, ¿curioso verdad? (Os hemos dejado una foto con todos ellos).

Creo que todo el mundo quedó encantado con el día tan espectacular que pasamos y nosotros quedamos encantados por haber contado con unos invitados de lujo. ¡¡Gracias!!

Y desde aquí quiero agradecer a Alberto, que así es como se llama mi media naranja por estar siempre, siempre a mi lado y aguantarme estos trastornos de emociones que a veces se adueñan de mí y me vuelvo insoportable. Y a mi madre por ese apoyo incondicional. ¡¡Gracias!!

Y gracias a toda la familia y amigos que de una manera u otra han decidido acompañarnos en esta nueva vida.

¡¡¡Se os quiere un montón!!!

Las fotos elegidas para este post son un reflejo de los momentos que fotógrafos no profesionales captaron con sus cámaras.

  • Míner

    Precioso y muy emotivo!!!
    Un besazo!!!

  • Eva

    Una GRAN BODA!!! muy bien rodeados, todo lleno de detalles, y ambiente genial, sois unos anfitriones de 10!! cuando celebramos el aniversario?